viernes, 4 de abril de 2008

mormones

Esta tarde, mientras caminaba por las Ramblas de Santa Cruz ( me niego a llamarlas por su nombre oficial, al menos en este blog ) me salieron al paso dos mormones; actúan en parejas por lo que es inútil desviarse a izquierda o derecha, la única salida es darse la vuelta y huir pero no sería muy decoroso. Los dos eran americanos, uno del norte y el otro del sur, uno rubio y el otro moreno, uno alto y el otro bajo, ambos igualados por su uniforme de pantalón negro camisa blanca, corbata y con su chapa identificativa. Juntos en la diversidad y unidos en la fe...
Fueron directos al grano: comenzó el interrogatorio el joven Elder ( por asociación de ideas me acordé de Bender, el robot de futurama ) : ¿crees en Dios, cuál es el propósito de la existencia, crees que hay vida después de la muerte, rezas a Dios una plegaria por las noches, etc... ?Pensé en decirles que tenía prisa pero dialogué con ellos. Me asombró lo pueril de sus creencias: afirmaban que el fundador de su "iglesia" era un profeta (también me preguntaron si sabía lo que era un profeta) y que Jesús se había manifestado por todo el planeta, también en América, y para apoyar sus palabras me iban enseñando ilustraciones, una de ellas representaba a Cristo apareciéndose a los nativos americanos. Seguro que han de tener unas presentaciones power point muy didácticas de todo ello, pero estábamos en mitad de la calle.
Como veían que no estaba interesado en convertirme ni en darles mi número de teléfono me dieron un panfleto que prometí leer ( lo he leído ) pero no acepté el nuevo evangelio mormón, que es el complemento necesario a la Biblia según me dijeron. Al despedirse me quedé con una sensación de cierta tristeza, porque me recordó a los encuentros callejeros con los comerciales de tarjetas de crédito. Me pregunto por esta clase felicidad de vivir en el mundo sin incertidumbres, pensar que todo está escrito y planeaneado donde los buenos están al lado de Dios. En fin, prefiero vivir bajo sospecha.

2 comentarios:

Mirko dijo...

¿Soy yo o todos me parecen muy gays?
¿Por qué no hay rubias que te cuenten toda esta historia? Lo harían mucho más interesante y seguro que pararían a más gente.

REHTSE dijo...

Yo conozco a uno (no mormón) que cuando fueron a darle el peñazo les empezó a hablar de la condenación y el infierno por seguir una fe distinta a la católica (se nota que fue a colegio de curas) y los que se piraron fueron ellos...