martes, 20 de mayo de 2008

Islas y aeropuertos

Hace unas semanas escribía sobre Saint Barthelemy, la isla donde sus habitantes se agachan cuando los aviones toman tierra. Reflexionaba en aquel post que al descender a una isla como Tenerife desde el aire, después de estar sobrevolando el océano, tienes la sensación de que vives en un pequeño peñasco en medio de la nada. Aterrizar se convierte en una experiencia en la que, como Alicia, se pasa de lo grande a lo pequeño en cuestión de segundos.




Bueno, pues ambas magnitudes, la grande y la pequeña, se confunden en una estampa aún más grotesca que la que me llevó a escribir aquella entrada. En la isla de saint Martin, no sólo tienes que agacharte. Tienes que poner cuerpo a tierra para no ser engullido por una turbina.





Saint Martin es una pequeña isla de unos 98 km cuadrados que está situada en el Caribe, a unos 240 km de Puerto Rico. Su soberanía es compartida por franceses y holandeses. Parece que la ordenación del territorio no es una de sus prioridades: el aeropuerto internacional Princess Juliana está situado justo al lado de una playa con actividad turística. Lo cierto es que han convertido en una experiencia de riesgo bañarse en sus aguas, y no precisamente por ataques de tiburones.

Os dejo unos videos que no tienen desperdicio:








Aquí va otro...



25 comentarios:

SAUVIGNONA dijo...

es en serio??
no telo puedo creer,,,, que cosas
o sea que ni tomar sol?? porque te tapara un AmericanAirlines????
un besin!!!!!!!!

MAESTRA JEDY dijo...

¿Cada cuanto tiempo aterrizan?
Fudamental para saber si voy a ir o no.

MAESTRA JEDY dijo...

¿Cada cuanto aterrizan?
Fundamental, para saber si voy o no voy.

Laura dijo...

La verdad es que da un poquito de respeto, por no decir palabras malsonantes, sobre todo cuando aterrizan. Felicidades por tu premio.

Cloe dijo...

La verdad esque es increible. A mi me mandaron fotos de este lugar y no lo podía creer. No sé como nadie hace nada y prohibe eso, ahora se ve como algo exótico pero el día que pase una desgracia veremos...

Libelula dijo...

Ya me imagino agachándome... jajja.. :P

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

nO HAY otro sitio donde poner el aeropuerto ?

uff, da miedo

un abrazo.

Kassiopea. dijo...

Madre mía, pero cómo pueden tener el aeropuerto pegado a la playa? No hay ninguna ley internacional que regule esas cosas? Cualquier día ocurrirá una desgracia.

Ego dijo...

Impresionante documento.
Un baño de riesgo, desde luego.
Me reafirmo en la idea de no pisar la playa este verano.
Al menos no crecen jacintos en la arena. Todo tiene sus ventajas.
Un (b)eso!

Turka dijo...

muy interesante!...eso no lo sabia ...ves que si es verdad todos los dia hay algo nuevo que aprender...ya me imagino yo agachandome jajjajaja



pd...gracias por los videos hoy necesitaba despejar mi mente...besitos

Dita Ciccone dijo...

Por favor, qué miedo...

Raúl Perelló dijo...

A los que tenemos mi altura estas cosas no nos asustan. De hecho, tendría que levantar mucho el cuello para ver los aviones.
A mí me daba un pánico horrible volar, pero la primera vez tuve un viaje tan malo que cuando me bajé en Los Rodeos me faltó besar el suelo, al estilo Juan Pablo II, por lo que decidí que los demás no podían ser peor.

Saludos varios.

Paz dijo...

Esta vez me costó publicar un comentario... no sabía cómo! Debe ser que sigo dormida =P

Los videos (y lo que escribiste, por supuesto) me resultaron increíbles. ¡Qué cerca que pasan esos aviones!

Jaja, debe ser tan chiquita esa isla que se acostumbraron a situaciones de esa índole, bastante peligrosas por cierto.

Muy interesante todo :)

Saludos.

Paz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yufiro dijo...

Si, soy ilustradora jeje, por casualidad la charla no sera en la facultad de bellas artes? creo que lei algo de eso, pero no estoy segura de cuando se va a realizar...

J.Himilce dijo...

Pues... simplemente impresionante.. por no decir otra palabra...

Saludos

Perséfone dijo...

Desde luego, a aquel que se le ocurrierala brillante ideade poner exactamente allí el aeropuerto le podía haber comido la mano un cerdo...

Es una pena, porque el lugar pierde mucho encanto con el constante ir y venir de los aviones, el ruido y demás. Con lo azulque se ve el agua...

Ains... ¡Me entraron unas ganas increibles de ver el mar por tu culpa! Jajajaja

Saludos.

Miguel dijo...

Siempre he pensado que eso de vivir en islas debe ser algo agobiante por el tema de que quedas reducido a un determinado sitio sin posibilidad de continuación, pero lo que nos planteas ya es pasarse.

Buena entrada

Nos vemos

Neutrino dijo...

Impresionante. Dos al precio de uno, turismo de sol y playa y turismo de aventura al mismo tiempo. Seguro que esa playa es destino obligado de todos los turistas y sus camaras
Saludos

Aya dijo...

Que stress de vacaciones no¿
Ya estoy mas o menos recuperada!!
Bs

Dita Ciccone dijo...

bueno, venga vuelve... despiértate, o lo que sea...
tic tac tic tac

3ster dijo...

Me ha parecido muy interesante tu blog, Emilio!

un saludo, gracias por pasar por el mío :)

Kiva dijo...

Que miedo!!! Digo yo que los hoteles serán baratos porqué ir a esa playa tendría que considerarse deporte de riesgo por lo menos. Si quieres sentir emociones fuertes no hagas puenting, ni paracaidismo, ve a esa playa jeje.

Dita Ciccone dijo...

zzzzzzzzZZZZZZZZZZZzzzzzz
queremos más, queremos más... enga, enga...
ay, has puesto esta jodienda de la palabrita... que estoy en horas de oficina, piedaaaaaddddddd

Emilio dijo...

Gracias a todos por los comentarios! LLevo una semana de infarto! Especialmente gracias a Dita. Mi seguidora número uno!