domingo, 25 de octubre de 2009

¿De dónde te sientes?


Hoy es noticia en la prensa local la manifestación de ayer, por las calles de la Laguna, de un grupo de animales de dos patas que reivindican la descolonización de Canarias, la independencia como solución a todos nuestros problemas; desde la endémica diabetes, hasta el alto precio de la cesta de la compra.


Me deprime muchísimo ver cómo hay gente que todavía tiene el sigo XIX en la cabeza, y cómo se pervierte el concepto de identidad para hacer política. No niego la existencia de identidades colectivas, pero para mi, la identidad es un concepto eminentemente individual, que se forja en el interior de cada persona y no el molde editorial de un periódico de provincias.


Este tipo de noticias me deprimen, me hacen sentir la necesidad de volar en el primer avión con destino a... quién me conoce sabe a dónde. Sin embargo, al no poder escapar vía aeropuerto, lo he vuelto a hacer vía Biblioteca, en el TEA (tengo que escribir sobre este magnífico edificio, pero ahora no).


Curiosamente, esta tarde al llegar, descubro que la revista El Ciervo lleva por portada este mes, la siguiente: "De dónde te sientes. Las curiosas raíces de cada persona". Parece que alguien lo colocó allí justo para que lo leyera. Y eso fue lo que hice, por supuesto... Quince autores dan su opinión a semejante pregunta, todas interesantes. De entre ellas, voy a citar algunas:


Caballero Bonald recuerda el famoso adagio "Ubi bene, ubi patria" como respuesta, y añade que; "mi patria es mi ventana, incluso puedo agudizar esa aseveración, un tanto discreta, añadiendo que la patria es lo que se ve desde la ventana de la casa en que uno vive a gusto".

Otro de los encuestados, Francisco Rico, responde con más acidez; "el sentimiento de pertenencia a un lugar es un residuo de las condiciones de la edad feudal, cuando se vivía y moría atado a la tierra de un señor, o se era el señor de la tierra (...) Haber nacido en tal ciudad o vivir unos años en tal otra es menos importante que la cadena de supermercados donde uno compra."


No voy a reproducir aquí todo lo leído, podrían demandarme... pero lo cierto es que todos coincidían, de alguna manera, en una visión universalista del sentimiento identitario que me llena de esperanza...






5 comentarios:

Anele dijo...

No he sido capaz de sacer una opinión al respecto del nacionalismo. Una opinión coherente y razonada. Siempre he dicho que si fuera Catalana o Vasca o ¿incluso de Antequera? lo sería...siendo de Madriz no. Bueno, a veces los que nos sentimos diferentes somos nosotros mismos y no los demás.
A lo mejor en esa visión está el problema.

Al margen:
Te acabo de poner de nuevo en la palestra. Asi qué publica de nuevo.

Soy Nefertary espero me recuerdes...¡Vaya Tela! ¿recuerdas?
Espero verte.
Guiño

Emilio dijo...

Vaya! Claro que me acuerdo!
Pues ya ves, cuesta actualizar, a ver si no espero al año que viene!
El nacionalismo es como la religión, una cuestión de fe. No busques una respuesta basada en la razón...

Raúl Perelló dijo...

Yo, como cantaba 'El último de la fila' opino que "mi patria en mis zapatos, mis manos son mi ejército".
Cada uno es donde se quiera sentir, sin necesidad de papeles ni nada por el estilo que lo certifiquen.
Conozco de primera mano "el hecho diferencial canario" y, desde mi punto de vista, es muy comprensible que no se sientan identificados con la España peninsular. Vuestro carácter, vuestra filosía, vuestra forma de ser, no tiene nada que ver con los del otro lado del Atlántico, pero de ahí a pedir independencias hay un largo trecho.
Vive y deja vivir, creo que se llama.
Por otro lado, me alegro enormemente de tu vuelta. Es una grandísima noticia, sin duda.
Un abrazo, querida.

Pedro Garcia Millan dijo...

LERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://pedromillan.blogspot.com/


***PIENSATELO ANTES DE HACER NEGOCIOS CON ESTE LUGAR!!

Y GET EDUCATED ON THE MOLOCH AXIS DEMONIACS:

http://www.infowars.com/

http://www.hotfrog.com.mx/Companies/www-expoautos-com-mx

Gracias

Mirko dijo...

Había una vez un blog...