miércoles, 4 de junio de 2008

La Dama del Nilo


Hace cosa de un año, uno de los libros que ocupaban mi tiempo libre era "La Dama del Nilo", de Pauline Gedge. Esta novela histórica trata sobre la vida de Hatshepsut ( impronunciable a la primera, lo sé), una mujer que llegó a ser Faraón. Todo un hito para quien vivió varios siglos antes que Cleopatra, en un mundo de rígidas tradiciones alimentadas por la superstición religiosa. Como personaje histórico es muy atractivo, consiguió cumplir importantes proyectos que sentaron las bases para que su hijo-sobrino Tutmosis III elevara a Egipto a potencia hegemónica. Pues bien, este libro me cautivó, lo leí despacio y con mucho interés. Me resultó apasionante la historia de esta mujer fascinada por el poder y la gloria, que intentó instaurar una saga de mujeres gobernantes en aquella época que le tocó vivir. Pero el Destino quiso que esto no fuera posible. De hecho, es un milagro que hoy podamos estar hablando de ella, pues su sucesor en el trono, obsesionado por destruir su memoria, mandó borrar toda estela donde figurase su nombre.



Una de las obras por las que es recordada es el templo de Deir el-Bahari, una de las joyas de la arquitectura egipicia.



Bueno, pues después de esta introducción, voy a hablar de lo que realmente me interesa. Porque un tema lleva a otro, como en un episodio de los Simpsons, donde una pequeña historia inicial da pie a otra. Decía que leí esta historia hace cosa de un año, en ese momento estaba fascinado con el personaje. Siempre pasa cuando uno lee un libro o ve una película que te gusta de un modo especial. Pues justo en junio de 2007 se anuncia el mayor descubrimiento de la Egiptología desde el hallazgo de la tumba de Tutankamon. Lo adivináis? Pues sí, en junio de 2007, justo despúes de leerme este libro, se presentó al público mundial la momia de Hatshepsut...


Parece una tontería, pero enlaza con lo que decía en el anterior post. La vida te sorprende a veces de un modo que no esperas. Como yo soy el protagonista de la historia de mi vida, siempre podré pensar que es un regalo del Destino. Hasta que no me terminara de leer ese libro y empatizar con el personaje, el misterio de la momia seguría oculto al mundo. Sé que es un disparate, pero fijáos en una cosa: Si yo no hubiera leído esa novela en ese momento, podría haber visto la noticia en veinte periódicos, que mis ojos nunca se hubieran detenido a leerla. Quiero con esto decir que, a pesar de que la identidad de la momia se hubiera revelado, seguiría siendo un misterio para mi. Son situaciones aparentemente inconexas, pero muy significativas: una sincronía.


Todo esto me deja pensando en la percepción del mundo y de la realidad de las cosas que tenemos; como de diferente puede llegar a ser por una elección tan trivial como ver una película, leer un libro, o leer un post, en un blog que se llama Zeus y la tortuga.


15 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo soy un fan del Antiguo Egipto. He leído el libro. REsulta magnífico. Además, he leído más sobre Hatshepsut. Y tuve la oportunidad de visitar el templo de Deir el-Bahari. Sin duda, una vez allí te quedas sin palabras. Templo y montaña se funden formando un todo unido.

un abrazo

P.D: me encantan estos posts dedicados al bello Egipto.

alberto dijo...

Me encantó la novela. La historia de Tutmosis III es también impresionante.

Salu2

Perséfone dijo...

¿Sabes? Me fascina ese personaje. De hecho utilizo su nombre como psudónimo en un foro. Y a pesar de haber leído un porrón de artículos, noticias e incluso haber visto algún documental, no conocía el libro.

Tal y como comentas, decidí entrar en tu Blog y ahora acabo de apuntar otro título a mi lista de pendientes.

Siguiendo con el argumento de los Simpsons, si no hubieses escrito estas líneas y no hubiese entrado a leerlas, posiblemnte jamás me hubiese percatado de la existencia del libro.

¡Gracias por la recomendación!

Saludos.

Dita Ciccone dijo...

Vaya,mi último borrador de post es sobre Hatshepsut... jeje, noooo... es broma. Intentaré leer el libro, pero lo que más me gusta es la "casualidad" del hallazgo al tiempo que terminas el libro, buena sincronía... pero, ¿no os pasa a veces que os ocurre algo y de repente todo está relacionado con eso?p.ej. rompéis una relación y todo son rupturas, todas las pelis en la tv son sobre rupturas... esto tiene un componente de autosugestión, pero hay muchas veces que no... como la que cuentas Emilio... Entiendo a lo que te refieres. Los grandes descubrimientos de la humanidad yo creo que se deben en un 90% al azar, casualidades, sincronías... Imaginaros la cara de Cabeza de Vaca cuando dio una "esquina" de la selva, y se encontró las cataratas del Iguazú... pues igual que tú con Hatshepsut, te la encontraste en varias esquinas. Y otros al mismo tiempo que tú...

Laura dijo...

No conocía el personaje pero me gusta aprender. Un post didáctico para mí. Saludos.

Aya dijo...

Yo tengo la teoría y me imagino que muchos la compartirán que cuanto más aprendes mas ganas tienes de aprender y más te interesan las cosas. Es como si tus ojos se abrieran mas y mas a las cosas que pasan en el mundo. Ahora además por suerte contamos con la herramienta tan valiosa de internet en nuestras manos, algunos sóla la usan para cosas oscuras y perversas, pero creo que la gran mayoría hemos visto que tenemos un gran tesoro ante nosotros.

SAUVIGNONA dijo...

bien hoy aprendo algo...y no tonterias!!!!!!!!! como dice aya: internet es una herramienta valiosa
un besin!

Maestra Jedy dijo...

Yo tambien me lei el libro. Me encantan los libros de egipto.

Siempre he pensado que no existen las casualidades....siempre he creido en el efecto mariposa.
¿Habeis leido las nueve revelaciones?

Neutrino dijo...

Yo he leido bastante de Christian Jacq. Novelas históricas del Egipto de los Faraones. Me fascinan.
Saludos

Ego dijo...

O lo que es lo mismo: todo está conectado.
Por aquí andan buscando el sarcófago de Micerinos en las entrañas del mar. Cada diez años más o menos les da por retomar el asunto. Jamás aparecerá. No quiere aparecer.
Un (b)eso...

neurotransmisores dijo...

La vida se forja de pequeñas casualidades.

Saludos.

Mirko dijo...

Hum, me han robado el comentario ;-)
pero pienso igual, la vida está formada por coincidencias más o menos grandes. Pero no creo en eso del destino y que las casualidades no lo sean...

Kassiopea. dijo...

Aunque leo mucha novela histórica, no suelo leer sobre el antiguo Egipto, por lo que no sé mucho de Hatshepshut. De todas formas me apunto el título de ese libro en mi lista.
Hay quien dice que nada es casual y que todo ocurre por algo, no sé, pero lo que está claro que ese tipo de casualidades como la que comentas ocurren muchísimas veces. ¿Por qué será? Otro gran misterio que probablemente nunca resolveremos.

Annabelle dijo...

Nosotros somos como mallonetas que nos van acomodando segun la circunstancia.

Besos

Tooenchumbao dijo...

Yo no pude menos que pensar en el Show de Truman